Tiempo de Emprender - Rondônia

Agricultores familiares aprenden a hacer control de producción y técnica de empaque

Martes, 14 de Agosto de 2012, às 16:25
Técnico da Emater explica preencimento de planilha a agricultores - Foto Gleice Mere Técnico da Emater explica preencimento de planilha a agricultores - Foto Gleice Mere

Una de las mayores deficiencias de las propiedades administradas por agricultores familiares es la gestión. En general, las familias tienen un perfil con bajo nivel educativo, tienen dificultades para acceder a las nuevas tecnologías y también presentan resistencia al cambio de comportamiento relacionado a la gestión de informaciones sobre lo que producen. Para cambiar ese perfil, productores de banana de União Bandeirantes recibieron orientaciones en un día de campo que incluyó un término extranjero, packing house.

La capacitación consistió en el suministro de tecnologías para el control del volumen de fruta producido y el tratamiento de la producción desde la cosecha, la preparación del envase de las bananas para el proceso de logística hasta la entrega al comprador. Esas tecnologías son sencillas, se aplican en otras regiones brasileñas y del mundo, y son el eslabón fundamental para la calidad de la fruta que llega al consumidor final. Sin embargo, para los agricultores familiares de União Bandeirantes, ellas significan la introducción de mecanismos de control de la producción y de mejoría de la calidad de las frutas por medio de cuidados en la cosecha que los productores no solían aplicar.

Empaque

Packing house es un término técnico que no posee traducción exacta al portugués. Por definición es un local donde se envasan mercancías para su envío. En el caso de la banana, es el local donde los racimos de banana se cuelgan para la separación y las frutas se lavan para el empaque en cajas que son utilizadas en el transporte para el consumidor. La tecnología es sencilla, el costo es bajo y está disponible a todos los agricultores familiares. Sin embargo, ella todavía no se utilizaba en la región.

La introducción de ese sistema representa un cambio fundamental en el comportamiento de los bananicultores que viven alrededor de la Usina Hidroeléctrica Jirau. La capacitación es una acción del proyecto Tiempo de Emprender - Rondônia, desarrollado por la Constructora Camargo Corrêa, Sebrae y el Instituto Camargo Corrêa (ICC), que desde hace dos años está trabajando para crear la infraestructura necesaria para hacer viable, técnica y económicamente, la producción y la comercialización de frutas producidas por esas comunidades de manera socialmente correcta y ambientalmente sostenible.

Control de producción

"La introducción de mecanismos de gestión de la propiedad rural y el incentivo al cooperativismo para el aumento de los ingresos, además del suministro de tecnologías para el incremento de la productividad y control de la producción disponible a todos son metas fundamentales del proyecto.", explica Liah Sabino, gerente del proyecto.

El principal control de producción introducido por la acción fue una hoja de cálculo en la que los productores, semanalmente, apuntan el surgimiento del brote floral en los bananos. La información indica que alrededor de 75 días la planta producirá un racimo apto para la comercialización. A partir del suministro de esas informaciones, la Cooperativa Agrossustentável de União Bandeirantes (Unicoop) tendrá tiempo suficiente para planificar la comercialización de la producción de los asociados.

Testimonios

Durante la capacitación los agricultores familiares reportaron sus experiencias sobre la falta de control de la producción, como en el caso de Nero Wendt. "Una vez vendí una parte de mi producción para un intermediario. Le dije que tendría a eso de 70 racimos de banana listos para la cosecha. Pero, al cosechar me di cuenta de que tenía 200 racimos. Para mí ese es un ejemplo claro de que la falta de control de la producción trae perjuicios.", afirmó.

Según Dulcinei Pereira da Silva, productor, el sistema packing house mantiene la calidad de la fruta, que no sufre daños en la cosecha o en el traslado. En cuanto al recuento de los racimos, en un primer momento su impresión fue que controlar la producción sería algo difícil de hacer. Sin embargo, con el día de campo, quedó comprobado que hacer el registro de la producción es algo muy sencillo.

"Aunque planto banana desde hace años no sabía que un racimo necesitaba 75 días para crecer.", contó. Damião José de Souza dijo que tendrá la ayuda de la familia para registrar la producción semanal, pues constató que el recuento de los racimos es tan sencillo que cualquiera lo puede hacer.

Colaboradores

Tiempo de Emprender – Rondônia es una realización de la Constructora Camargo Corrêa, del Sebrae, del Instituto Camargo Corrêa en colaboración con Emater, la Municipalidad de Porto Velho, Organización y Planificación en Biodiversidad, Universidad Federal de Santa Catarina, Sescoop, Embrapa, Federación del Comercio, Federación de la Agricultura, FCDL, Federación de las Industrias, Facer, Secretaría de Finanzas de Rondônia, Sedam, Incra, Ibama, Banco do Brasil, Banco da Amazônia, Caixa Econômica Federal, Sedes, Semagric y Eletrobras Distribuição Rondônia, Seagri, SPU, Sema.

Foto y texto: Gleice Mere/Sebrae-RO