Voluntariado

Constructora Camargo Corrêa conmemora acciones sociales desarrolladas en los entornos de la obra de la UHE Jirau

Viernes, 06 de Diciembre de 2013, às 16:40
El voluntariado empresarial forma parte de la política de responsabilidad social del Grupo Camargo Corrêa El voluntariado empresarial forma parte de la política de responsabilidad social del Grupo Camargo Corrêa

El Día Internacional del Voluntariado es conmemorado en todo el mundo el día 5 de diciembre. Pero, las empresas del Grupo Camargo Corrêa incentivan a sus profesionales a actuar como voluntarios, donando tiempo, trabajo y talento, para causas de interés social a lo largo de todo el año.

Actualmente, el voluntario empresarial es uno de los principales brazos en la política de responsabilidad social del Grupo, que, por medio del Instituto Camargo Corrêa, promueve iniciativas y acciones de voluntariado por el Ideal Voluntario.

 

La Constructora Camargo Corrêa, por ejemplo, ya promovió 16 acciones con las comunidades del entorno de la obra de la Central Hidroeléctrica Jirau que van desde trabajos colectivos en las escuelas para las mejoras de las estructuras físicas y donaciones de libros hasta la conmemoración de fechas especiales como la navidad, pascua y día del niño.

"Hacer con que los profesionales se interesen por el voluntariado sigue el código de conducta de la empresa, que busca actuar junto a las comunidades del entorno de la obra, con armonía, respetando sus tradiciones culturales y buscando siempre desarrollar los locales por donde pasa", afirma Cristiane Tessaro, supervisora de Recursos Humanos de la Constructora

La propuesta de generar transformación social a partir del voluntariado promueve la ciudadanía y estimula el desarrollo de una sociedad participativa y la práctica de valores humanos. Una acción pequeña genera cambios significativos para muchos, como es el caso de la Escuela Municipal Floriza Bouez, de Guajará Mirim, que fue beneficiada con el trabajo comunitario. "La escuela estaba en decadencia, necesitamos de mucha ayuda. Las sillas estaban en pésimo estado y los niños reclamaban del calor, ahora tenemos sillas, instalaron una central de aire acondicionado, mucha cosa cambió. Fue maravilloso", comentó Gigliane do Nascimento, moradora de la localidad.

Empleada del sector de Responsabilidad Social de la Constructora Camargo Corrêa, Luzia Pacheco se dice realizada por cumplir su papel como ciudadana. "Creer que podemos hacer la diferencia y traer de regreso la oportunidad de soñar de las personas no tiene precio".

El trabajo voluntario es, cada vez más, una vía de dos sentidos: no sólo de generosidad y donación, sino también de apertura a nuevas experiencias, oportunidades de aprendizaje, placer de sentirse útil, creación de nuevos vínculos y afirmación del sentido comunitario. "Siempre que usted actúa con la comunidad y práctica el bien, usted se fortalece como ciudadano en busca de un Brasil mejor", concluyó Cristiane.

Fuente: Comunica