Capacitación

Instituto Camargo Corrêa apoya formación a distancia para educadores de la primera infancia

Lunes, 29 de Octubre de 2012, às 16:59

Las clases de Formación a Distancia para Educadores de la Primera Infancia comenzaron en los siete municipios donde el Instituto Camargo Corrêa desarrolla el programa Infancia Ideal: Apiaí, Itaoca y Jacareí, en São Paulo; Santana do Paraíso y Ijaci, en Minas Gerais; y Cabo de São Agostinho en Pernambuco. La carrera que se inició el día 17 de octubre y ya cuenta con la participación de 100 educadores, tiene el status de post-graduación. Serán 375 horas de clases, divididas en 6 módulos de 70 horas cada uno.

En esta modalidad a Distancia, los alumnos estudian en casa y cuentan con el acompañamiento continuo de tutores especializados. Cada alumno cuenta con una plataforma virtual de enseñanza con materiales audiovisuales construidos por los especialistas. Habrá también tres encuentros presenciales.

Los módulos presentan temas como desarrollo y aprendizaje en la primera infancia, el programa de educación infantil, múltiples lenguajes posibles, prácticas pedagógicas, entre otros. La formación es realizada por la Red Marista de Solidaridad y por la Pontificia Universidad Católica do Paraná (PUCPR) y tiene el apoyo de la ONG Criança Segura (Niño Seguro).

Según Francisco de Assis Azevedo, director ejecutivo del Instituto Camargo Corrêa, la formación de educadores de la primera infancia, es un pedido constante de los municipios donde el Instituto desarrolla el programa Infancia Ideal. "Para atender las demandas de las comunidades donde actuamos, siempre tratamos de identificarnos con aliados de mucha experiencia. Con toda seguridad, el convenio que tendremos con el Grupo Marista, permitirá una gran diferencia, no sólo para los 100 profesores partícipes en la formación, como principalmente para los miles de niños de los municipios participantes." afirma.

De acuerdo con Viviane Aparecida da Silva, asesora de la Red Marista de Solidaridad, la diferencia de esta carrera es la articulación inmediata con la práctica de los educadores participantes, como respuesta a la urgencia en desarrollar propuestas de calidad para las necesidades de la primera infancia. "Contribuir con la mejora de calidad de la educación infantil por medio de la formación de educadores, es parte de un proyecto de sociedad que respeta los derechos del niño", afirma.