Responsabilidad socioambiental

Al aplicar los conceptos de sustentabilidad en sus operaciones, las empresas del Grupo Camargo Correa buscan en sus operaciones generar valor para todos los grupos de interés y, así, garantizar la constancia de los negocios.

La agenda sustentabilidad es uno de los componentes clave y, incorporada al planeamiento estratégico y a la gestión de sus empresas, viene evolucionando a lo largo de los años, con algunos hitos. La Carta de la Sustentabilidad: el Desafío de la Innovación, de 2006, reunió en un documento las aspiraciones para los negocios en relación al tema, ratificando la necesidad de innovar en procesos y productos para el desarrollo sustentable.

La Agenda Climática, de 2009, fue otro paso de esa trayectoria, al establecer nueve compromisos de las empresas en relación a las emisiones de carbono en los negocios, con una estructura apta para discutir el tema constantemente y perfeccionar sus mecanismos. La búsqueda de una actuación responsable avanzó en 2012, con las Directrices Amazônia, creando parámetros para el trabajo en esa región. Los recursos hídricos fueron el principal tema de 2013, con el lanzamiento de la Agenda Agua para indicar las maneras por las cuales las empresas del Grupo actuarían en la gestión de ese recurso en diferentes escenarios.

En 2014, la marca de la responsabilidad socioambiental fue la innovación: el Grupo, con el apoyo de consultorías, trabajó en el desarrollo de una herramienta de mensuración del impacto de las iniciativas de responsabilidad, gestión e inversión social. Inédito en el mercado, el sistema desarrollado crea una metodología para mensurar los beneficios de las inversiones sociales y fue desarrollada a partir de dos estudios de caso, realizados en comunidades donde hay unidades de sus empresas: Apiaí, en el interior de São Paulo, lugar de instalación de la primera fábrica de InterCement; y Laguna, Santa Catarina, donde la Constructora Camargo Correa lidera el consorcio responsable por la construcción de un puente.